Beneficios de la distracción

Tiempo de lectura: 3 minutos

A pesar de que voy a hablar de los beneficios de la distracción estoy totalmente de acuerdo con lo que opina Marcos Vázquez acerca de la concentración: Es totalmente necesario, en una sociedad de la distracción, donde diversos estímulos tanto digitales como analógicos nos acechan ser capaces de crear una rutina creativa, de tal forma que las musas nos pillen trabajando.

Y con todo, y a pesar de todos mis esfuerzos anteriores por ayudar a cultivar el foco y la concentración también afirmo, como buen diabolista que soy, que el demonio de la distracción puede ser tu aliado.

Lo que llamamos distracción es el impulso de la mente inconsciente por poner su atención en diferentes y variados estímulos. Es la mente del cazador y de la recolectora: Cuando uno navega por una selva la mente se convierte en una torre tesla; acechando cualquier posible frambuesa, huella de jabalí, conejo despistado u oso que esté en su radar. El déficit de atención no era un fallo, sino una característica. La infraestructura económica y las necesidades tecnológicas de la misma han cambiado totalmente, este desfase evolutivo puede hacer que lo que fue útil y adaptativo en una selva con unos pocos cazadores camuflados se convierta en inútil y disfuncional en oficinistas agrupados en pisos colmena.

Arroz blanco, con salmón, pepino, azafrán y skyr crema en vez de nata, esto me distrae.

Pero, como todos los trikster de todas las mitologías han hecho, podemos hacer un juego de manos y quedarnos con el oro y con el moro. Juguemos a recuperar las técnicas psíquicas del paleolítico mientras saboteamos las grietas de la megamáquina. Y lo vamos a hacer de la siguiente manera, y es que aquí, en este artículo sobre los beneficios de la distracción vas a aprender a…

Cómo distraerte

Pues lo vas a hacer de la siguiente manera, atento que es importante:

  • Te vas a concentrar en la tarea más importante, en aquella que más beneficios de todo tipo va a traer a tu vida. Tú sabes cual es, y si no lo sabes cranea un poco y lo averiguarás.
  • Lucharás contra la distracción: aconsejo cerrar redes sociales, alejar el móvil, eliminar pestañas abiertas e imaginar que el fuego del genio creativo te rodea, con su octarina llama.
  • Fallarás, sí, sabes que deberías estar escribiendo tu poema pero ya no eres capaz, no te apetece más, te encanta la poesía pero ahora mismo, seguir escribiendo ese poema te es tan interesante cómo lamer un ladrillo.
  • Te dejo fallar, vamos a ponernos con otra cosa pero no con CUALQUIER OTRA COSA, porque yo sé lo que vas a hacer, vas a alimentar a las corporaciones de la distracción (Instagram, Facebook, Pornhub, Youtube…) ya que ellas, vía resonancia mórfica, vía secuestro de tus mecanismos de atención.
  • Te vas a distraer pero con otra tarea productiva, tú las sabes y si no las sabes la craneas un poco. Seguro que te gusta leer pero también dibujar y quieres ponerte en forma y saber cocinar y quizás meditar un poco… Lo común es tener intereses diversos así que te permites distraerte con esa segunda tarea más productiva.

Si sigues el esquema anterior, tendrás que en un día, en el que has dejado a tu mente vagabundear, en el que tu foco, que a pesar de ser entrenado y llevado a su límite, es previsiblemente derrotado por su natural tendencia a la dispersión, en ese día comprobarás que has trabajado un montón, en cosas útiles, bellas y buenas, ahí, como te prometí, habrás encontrado los beneficios de la distracción.

Tú mismo has creado tu propia trampa para tu atención, y es que:

“I must create a system or be enslaved by another mans.

William Blake

«Debo crear un sistema o ser esclavizado por el sistema de otro hombre»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *