Biden, la URSS, entropía en los hábitos y cómo reciclar te hará más atractivo

Tiempo de lectura: 3 minutos

1.

Por mucho que las dinámicas del bipartidismo en USA sean perversas, no, no es lo mismo votar a Biden que a Trump. El primero acaba de dar la orden (1) de que en 10 años el 30 por ciento de las tierras de EEUU sean protegidas, decreto que se apoyará en las comunidades y activistas locales, frente al tradicional partisanismo leemos que el 70 por ciento de la nación apoya este decreto lo que demuestra que la democracia, entendida como conflicto de dos bandos, deja muchos puntos opacos sin cubrir. También leo que tribus norteamericanas están recuperando castores, llevándolos a zonas donde fueron exterminados ya que es un animal benéfico, que provoca un efecto cascada en el medio ambiente. Noticias que me alegran, la guerra mundial que estamos librando es la de la conservación de nuestro planeta y ahí cada esfuerzo es meritorio. Y no, no ayuda esa reacción nacionalista que a costa de la salud global y en nombre de los rendimientos decrecientes del capital (ecos de las crisis cíclicas analizadas por Marx) pretende extraer cada bit de valor destruyendo la tierra (2). Ahí solo gana una oligarquía, que nos da migajas, envenena nuestro entorno y nos atan aún más al karma de producir-consumir que tan alimentador es.

Leo el otro día en El salto sobre cómo la ganadería extensiva es clave en la ecología global, muchos estudios críticos con esta última obvian el papel de la misma en la ecología y recuperación de los suelos. Así frente a un veganismo, que tiene mucho de religión, aparece una opción interesante: menos carne pero de más calidad. Aparece un patrón aquí, los sesgos cognitivos y las limitaciones de los estudios nos pueden llevar por caminos errados durante décadas, por eso es de vital importancia complementar estos últimos con la experiencia e intuición vital, que aunque vaga contiene mucha verdad.

2.

Veo «la muerte de Stalin», una astracanada. Inspirado por ello leo la biografía de Kruschev en Wikipedia. Reflexiones encontradas, la comunicación en el sistema soviético era deficiente, muchos incentivos perversos: incluso cuando la buena voluntad del líder era genuina éste, dada su lejanía, podía equivocarse y crear una cascada de efectos terribles, como la insistencia de Nikita en cultivar maíz. Con todos los matices que se quiera pero repetir el experimento soviético tal cual es una locura, otra cosa es un cibercomunismo radicalmente democrático donde el sorteo eliminé cualquier aparato intermedio como el partido. De todos modos la figura reformista de Kruschev, con todas sus contradicciones, es interesante, como su esfuerzo ético en pos de la desestabilización.

3.

Las predicciones epimediológicas de Gu, un inmigrante chino altamente formado, han batido a las de instituciones completas (3). Una buena muestra de que hay asimetrías entrelo colectivo y lo individual, que hay dinámicas de grupo en la ciencia/academia que son torpes y un ejemplo de hacer las cosas bien, Gu elaboró un modelo de predicción más simple, eliminando de esta manera ruido y siendo, por tanto, más preciso.

4.

La entropía de los hábitos, cuando vives una época de baja productividad y empiezas, poco a poco, a recuperarte, te puede entrar, como a mí, un sentimiento de culpa: si nunca hubiera caído en este pozo temporal no debería ahora estar recogiendo los restos, estaría en un punto más lejano y exitoso. Es un pensamiento intrusivo y poco útil, no es sólo que a lo hecho pecho sino que la vida es raramente lineal, necesita de giros, retrocesos y quiebros, sin duda puedo erigir barreras contra la entropía y planear descansos planificados de productividad pero poco más, lo dicho, a lo hecho pecho.

5.

En contraposición a la evidencia científica y circunstancial sobre cómo los comportamientos malvados tienen un componente erótico también tenemos datos que apuntan a lo contrario, comportamientos virtuosos, prosociales y altruistas son una buena base para un emparejamiento, especialmente una relación larga. En el caso específico de la conciencia conciencia ecológica (4) está mejora la deseabilidad y a su vez esta conciencia aumenta delante de un individuo atractivo del otro sexo, es interesante, el sexo como motor de TODO, pero no lo esencializaría demasiado, en época de predominio cultural del ecologismo quizás lo que se está es postureando estatus, moralidad, responsabilidad e integración en el sistema, whatever, si funciona lo usaremos. Al parecer las mujeres tienen más conciencia ecológica que los hombres así que literalmente es el alma femenina la que nos saca de esta prisión de hierro.

(1) https://www.theguardian.com/environment/2021/feb/17/biden-public-lands-waters-30-by-30

(2) https://www.theguardian.com/environment/2020/dec/23/tongass-national-forest-alaska-trump-administration-lawsuit

(3) https://www.bloomberg.com/news/articles/2021-02-19/covid-pandemic-how-youyang-gu-used-ai-and-data-to-make-most-accurate-prediction

(4) https://psyarxiv.com/sepj9/