Cómo trabajar más con menos esfuerzo

Tiempo de lectura: 5 minutos
Arbeit Macht Frei. la frase alemana que irónicamente conecta con "cómo trabajar más con menos esfuerzo"
me la estoy jugando

Cómo trabajar con menos esfuerzo o como está escrito en la imagen, el trabajo os hará libres (1).

Y es que trabajar siempre ha sido una tortura. Yo lo he tenido siempre clarísimo. Esa creencia ha guiado muchas de mis decisiones vitales, haciendo que huya la carrera de la rata (2), a saber la esclavización pseudo-voluntaria a la que nos sometemos los proletarios en el sistema capitalista con tal de satisfacer las ansias de placer y estatus que la industria publicitaria (12.287 millones de euros) ha promovido en nuestros vulnerables biocomputadoras deseantes.

En un contexto así aprender a cómo trabajar más con menos esfuerzo es una necesidad casi biológica.

Pero si entendemos trabajar como hacer cosas que debemos hacer pero no deseamos hacer entonces la realidad del trabajo es ineludible, y ni siquiera en las ricas economías de la edad de piedra se podía evitar el trabajo. Ante este enfoque, y cómo amante incansable del placer y de la eudaimonía que soy siempre he estado muy atraído por el enfoque que Alan Watts promocionaba, a saber, existen concomitancia entre el trabajo y el juego: En ambos se aplica esfuerzo, en ambos se buscan conseguir unas metas, ambos están regulados por reglas formales e informales. Si cambiamos nuestra mentalidad, y pasamos a considerar los aspectos lúdicos del trabajo, entonces podremos extinguir, en el reino de nuestra mente, que es el reino del todo, esa maldición bíblica a la que Adán fue sometido (3). Podremos convertir la afición, el hobby, en sustento.

Y es de ayuda, creedme. Las veces que he trabajado en eliminar las rumiaciones negativas, extraer las partes positivas, competir conmigo mismo me ha permitido hacer más pasable las largas jornadas laborales. A mí me ha llegado a pasar que jornadas de 10 horas, con mucha presión y prisas se me hayan pasado rápido y haya estado yo riéndome y de cachondeíto. Todo eso me ayudaba a aprender cómo trabajar con menos esfuerzo.

Pero todo tiene un límite, y llega un momento que por muchos artificios placenteros que uno le quiera añadir al trabajo éste sigue siendo una tortura. Y es por eso que en este artículo quiero defender lo contrario de lo que he defendido mucho tiempo; el valor de los aspectos negativos asociados al trabajo. Y el culpable de ello es la dopamina.

Ayuno de dopamina (la clave sobre cómo trabajar más con menos esfuerzo)

La dopamina es la hormona del circuito natural de recompensa que nos hace desear, anticipar el placer y nos energiza y motiva para buscar dicho placer. El problema con la dopamina, en sociedades de la abundancia y del confort, es que se produce una adaptación hedónica, ya que un placer repetido innumerables veces cada vez es menos placentero, ya sabes, la primera lata de coca cola está buenísima, la tercera ya… Y es por eso que cada vez se habla más del ayuno de dopamina; una idea muy nueva y muy vieja al mismo tiempo que consiste en reducir y limitar los placeres para que estos se vean potenciados en el medio y en el largo plazo.

Y aquí entra el trabajo, y por qué no hace falta disfrutar del trabajo necesariamente ya que nuestra jornada laboral es un ayuno de dopamina en sí mismo, son 8 horas durante las cuales no hacemos lo que queremos y deseamos sino lo que debemos. Todo esto ayuda a aprender cómo trabajar menos y ser más productivo.

Recuerdo que cuando uno salía del trabajo el simple hecho de tumbarte en el sofá y mirar el techo ya era placentero, o simplemente pasarte el fin de semana leyendo y dando un paseo me resultaba un placer de reyes. Pero aquí no queda la cosa, se produce una retroalimentación positiva ya que no sólo trabajar aumenta el disfrute de las cosas que ya tenemos sino que AUMENTA LAS COSAS QUE YA TENEMOS, como decían en los Simpsons, el dinero sirve para intercambiarlo por bienes y servicios lo cual nos da más poder efectivo para satisfacer nuestros deseos.

Es sin duda un maravilloso círculo virtuoso en el que sumergirse, un círculo que nos ayudará a saber cómo trabajar más con menos esfuerzo ya que estaremos transformando el ecosistema motivacional de nuestro cerebro.

Esto no significa que no haya que descansar, o que no haya que introducir en nuestras vidas esferas de juego y ocio. Estas son necesarias en sí mismas y además ayudan al descanso y reparación, incluso entremezcladas con el trabajo puede hacer que se nos haga más fácil a nuestro sistema de recompensas natural, el cual es cortoplacista, llevar a cabo el trabajo. Lo que significa todo esto es que el trabajo no es una maldición sino un pilar de nuestra vida material y psíquica en cambio. En fin, es también la respuesta a cómo trabajar menos y ser más productivo.

Apéndice: cómo dejar de estar en el paro

Somos tan dependientes de la rueda de trabajo/consumo que olvidamos las posibilidades que tenemos a mano. En sociedades capitalistas e industrializadas el sustento viene en gran parte de estar incluido en la economía monetaria y es por ello que estar en el paro se ve como una tragedia.

El problema es que estar o salir del paro es un juego que se empieza a escapar de tu área de influencia: tienes energías, ánimo y habilidades pero por ahora nadie quiere pagarte por ellas.

Yo me he llegado a sentir gilipollas, fracasado y basura. Dejé que esos virus infectaran mi mente. No lo permitas, tienes todo un potencial productivo pero no lo sabes:

La división del trabajo, la industria y demás capullada atienen obvios beneficios pero también son fruto de dolor, esclavitud y destrucción ecológica, ahora mismo tienes una oportunidad que aprovechar, tendrás que trabajar duro pero puedes convertirte en:

CAZADOR-RECOLECTOR

Vale, quizás ser demasiado literal no es bueno, cazar ciervos en Madrid está difícil, pero ojo, piensa más en el espíritu de mi propuesta, y no tanto en detalles. Un cazador-recolector no tenía jefe, no dependía de leyes, de los vaivenes políticos o del ciclo económico. Si quería algo concreto él, o su banda de afines, lo conseguía mediante una mezcla de esfuerzo, ingenio y perseverancia. Piensa en cosas y bienes que deseas y en cómo obtenerlos inmediatamente, sin mediación comercial. Esto puede ser un estilo de vida, o un complemento mientras te sacas la oposiciones, vendes en tu tienda online o echas currículums, me es indiferente pero elimina esa puta barrera de que no te dan trabajo, hay mucho trabajo que puedes hacer, mucha marihuana que plantar, amuletos que fabricar, urinarios ecológicos que construir; habilitar espacios fuera de lo mercantil es pura antifragilidad (4) y una necesidad antropológica, una recuperación de los sentidos y una forma de socialización directa.

Estás contratado.

Notas

(1) «El 18 de febrero de 2009 uno de los letreros más infames de la historia de la humanidad desapareció. Medía 5 metros, pesaba 40 kilos, estaba forjado en hierro y no se entendía bien cómo había podido desaparecer de la entrada del antiguo campo de Auschwitz a plena luz del día. Estaba formado por tres palabras en alemán: Arbeit macht frei, el trabajo hace libre. Pocas frases resultan más cínicas y crueles en la historia de la humanidad. Más coherente hubiera sido en aquel lugar el “abandonad toda esperanza” dantesco de la entrada al infierno. Sin embargo, los jerarcas nazis prefirieron utilizar un eslogan de la República de Weimar. Otro engaño más. Uno de tantos.»

(2) La carrera de la rata es cuando tienes que competir con mucha gente que tiene parecidas habilidades a la tuya lo cual implica que mucho esfuerzo sólo generará un magro beneficio.

(3) Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. II tesalonicenses. 3:10

(4) lo antifrágil es todo aquellos que se benéfica del desorden. A un manitas no le afectan las crisis económicas.

16 Replies to “Cómo trabajar más con menos esfuerzo”

  1. It is appropriate time to make some plans for the future and it is time to be happy. I have read this post and if I could I want to suggest you some interesting things or suggestions. Perhaps you can write next articles referring to this article. I desire to read even more things about it!|

  2. I’d like to thank you for the efforts you’ve put in writing this site. I am hoping to check out the same high-grade blog posts from you in the future as well. In fact, your creative writing abilities has inspired me to get my own, personal blog now ;)|

  3. I know this if off topic but I’m looking into starting my own weblog and was wondering what all is needed to get setup? I’m assuming having a blog like yours would cost a pretty penny? I’m not very web smart so I’m not 100% certain. Any recommendations or advice would be greatly appreciated. Appreciate it|

  4. I like the valuable information you provide in your articles. I will bookmark your blog and check again here frequently. I am quite certain I’ll learn plenty of new stuff right here! Good luck for the next!|

  5. Have you ever thought about writing an e-book or guest authoring on other websites?

    I have a blog based on the same subjects you discuss and would really like to have you share
    some stories/information. I know my subscribers would enjoy your work.
    If you’re even remotely interested, feel free to shoot me an e-mail.

  6. Howdy, i read your blog from time to time and i own a similar one and i was just curious if you get a lot of spam remarks? If so how do you stop it, any plugin or anything you can advise? I get so much lately it’s driving me crazy so any support is very much appreciated.|

  7. Hey there! I just wanted to ask if you ever have any problems with hackers?
    My last blog (wordpress) was hacked and I ended up losing months of hard work
    due to no back up. Do you have any solutions to prevent hackers?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *