El hechizo de la serpiente metálica

Tiempo de lectura: 3 minutos

Estoy muy atento al posible uso de los materiales físicos en la brujería. Últimamente estoy repasando el curso <<Hechicería estratégica>> de Jason Miller y en él hay varias lecciones dedicadas a ese asunto.

Además en el pasado, por una mezcla de vagancia y de disposición personal he descuidado mucho esa faceta. Por eso no es de extrañar que cuando mi abuela ha arrojado ese círculo de metal he pensado rápidamente en cogerlo. No sólo hay un componente mítico, y por tanto trans-real, en coger ese objeto mágico al que nadie presta atención (1), sino que me iba a permitir experimentar un poco.

Me he quitado la camiseta en mi terraza, he dejado que el sol del mediodía acariciara mi cuerpo; he recitado la letanía del aumento (que es secreta) y he hecho la postura del desbloque energético (de la que hablé en mi antigua web). Después me he sentado en medio loto y he acariciado el círculo metálico y lo he observado de la manera más clara y pura que he podido; pretendía que el mismo objeto me dijese por dónde podíamos trabajar. He observado que desde cierto ángulo el círculo, que estaba quebrado, parecía una serpiente que mira para adelante y para detrás.

Perfecto.

Este objeto me iba a vincular con el flujo del espíritu que mira hacia adelante y hacia atrás en el tiempo. He visualizado el pilar blanco y el rojo y he hecho la bendición gnóstica.

Y lo he dejado en el altar, apoyado contra la serpiente y el árbol que hay en el mismo.

Pero mientras escribo esto pienso que su hogar adecuado es la vieja balsa, donde he obtenido atisbos de lo daimónico: ahí hay una valla, hay hierro y hay agua. Es como si el mismo lugar fuese una condensación mitopoiética de mi tarea espiritual. Pero entonces necesito agua, así que voy a cargarlo con el elemento agua (2) mientras mi dedo toca el charco que está representado en mi altar.

Al final hemos ido por otra ruta pero desde esa ruta se puede llegar al embalse y coincidirá que es miércoles.

(Escribo esto unos días después, nos costó llegar, ya que estaba acompañando a mi madre en un paseo, pero llegamos y disimuladamente dejé el talismán allí colgado)

Los restos del banquete

El lunes le hice una ofrenda humilde a Dionisos, un poco de uva. Dejé que su espíritu saboreara la ofrenda y la he retirado. Da la casualidad que cerca encima de mi terraza crece una hiedra la cual está asociada con Dionisos así que arrojo allí mis ofrendas.

Hoy mientras tomaba el sol en la terracita y hacía el macaco una de las uvas ha caído casi enfrente de mi cara, estaba bastante consumida.

Los restos del banquete.

El calmante color azul

Mi madre lleva un tiempo arrastrando una hinchazón en los tobillos, especialmente en el derecho, que le resulta MUY molesta. Justo estos días estaba leyendo el apartado de hechicería estratégica sobre magia de curación y hay una técnica que se basa en condensar energía, purificarla y convertirla en colores específicos.

El azul es justo el que necesita mi madre.

He aprovechado que todas las noches le doy un masaje con alcohol de romero y he decidido combinar la acción física con la mágica, antes del masaje he hecho un rezo improvisado a Asclepio, le he hablado al espíritu del romero y he aplicado la técnica sin decírselo a mi madre.

Por ahora me ha dicho que nunca había sentido tanto alivio.

He seguido trabajando con ello días después, el efecto ahora no es tan fuerte, mi idea es combinar esta magia de campo directa, con trabajo talismanes y hechizos más permanente, seguiremos actualizando.

Notas

(1) Esto normalmente funciona como metáfora de la iluminación; esos cuentos en los que un dios se viste de vagabundo y recompensa a aquellos que los ha tratado con amabilidad van mas allá de denunciar la cortedad de miras de nuestro sentidos, o fomentar la compasión sino que revelan la verdadera natura de la iluminación; Ver el oro donde los demás ven plomo.

(2) Esto es otro ejercicio que Jason Miller enseña en su curso, consiste en conectar con el elemento agua, respirarlo, absorberlo y enviarlo dónde haga falta.

14 Replies to “El hechizo de la serpiente metálica”

  1. Hey there. I found your web site by means of Google at the same time as searching for a comparable matter, your website got here up. It appears to be good. I have bookmarked it in my google bookmarks to come back then. Guenevere Yuri Pen

  2. I blog frequently and I truly thank you for your information. This great article has really peaked my interest. I am going to take a note of your website and keep checking for new information about once a week. I subscribed to your Feed too.| Caty Joshua Schoenberg

  3. Hiya, I am really glad I have found this information. Today bloggers publish only about gossip and web stuff and this is really annoying. A good website with interesting content, this is what I need. Thanks for making this site, and I will be visiting again. Do you do newsletters by email? Briana Prentiss Waneta

  4. I got this web page from my pal who informed me about this site and at the moment this time I am visiting this web page and reading very informative articles or reviews at this place.| Deedee Vidovic Voletta

  5. My brother recommended I may like this website. He used to be entirely right. This post actually made my day. You can not imagine simply how so much time I had spent for this information! Thanks!| Donetta Boonie Alex

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *