Escribo esto desde la cama.

Tiempo de lectura: 2 minutos

Estoy desnudo de cintura para abajo, y un poco cachondo. Leo en Twitter que desde Wallstreetbets, un Reddit de inversión, están poniendo en jaque a la bolsa; nuevas tecnologías forman nuevas formas de agregación de inteligencia y acción, y masas en la bolsa que es la inteligencia colmena por naturaleza, muy sensible a modas y cambios.

Empiezo a borrar spam que se cuela en el blog, es interesante como la mayoría de mensajes son platitudes, escritas en inglés, que valen para cualquier cosa:

Hey! I was reading your blog and i think is a good piece of advice and…

Mierda así, amigos; excepto un mensaje sobre la biblia, Matrix y el apocalipsis, ese lo he dejado guardado. Fascinante el ecosistema de internet, con sus oscuros marketers enviando millones de spammers y ganando pasta por pura estadística.

Ayer terminé de escribir el libro performativa, proyecto en el que estoy con Cristina Galindo. No está mal pero no me entusiasma lo que he hecho, normalmente se me da bien editar algo y ver los posibles fallos pero se me da mejor con obras ajenas (1), en este caso es como si hubiera invertido mucho en un bloque que no puedo cambiar.

Sigo cachondo y estoy intentando no masturbarme, no caer en esa tentación; sujetos deseantes como yo deben sustituir esos deseos por otros, en parte este escribir funciona como un sustituto rápido, así que me levantaré, mearé y me daré un paseo en el campo, lo cual suele funcionar. Otra posibilidad es usar esa energía sexual que es el fantasmata de mi polla entrando en un coñito estrecho y cálido para mis operaciones brujeriles y metafísicas. Convertir ese gusaneo en mi picha en un sigilo que cargue mi belleza y glamour futuro.

NOTAS

(1) esto es una buena posibilidad creativa, coger obras ajenas que no me gustan y transformarlas.