Gilipolleces ocultistas (1)

Tiempo de lectura: 3 minutos

A mí me pasa una cosa con el ocultismo, esoterismo, misticismo. Ponedle cualquiera de los nombre que prefiráis al estudio de los poderes ocultos y a la comunicación con las inteligencias no humanas. Lo que me pasa es que en este mundo me he encontrado a gente muy inteligente, gracias a los cuales he aprendido un montón no sólo de la materia en concreto sino también de historia, filosofía, antropología, epistemología, etc. Con esta gente el estudio del ocultismo se convierte en una verdadera philosophiae naturalis, en una matriz en la que todos los saberes y artes humanas tienen cobijo. Al mismo tiempo, y para horror y contraste mío me he encontrado el mayor catálogo de gilipolleces, ignorancia, dogmatismo y subnormalidad posible. Es cómo si en la misma casa convivieran genios y macacos, todos hijos del mismo padre. Aunque en mi cabeza he improvisado varias explicaciones respecto a este fenómeno (adelanto una pista, el medio es el mensaje, no es lo mismo escribir un libro que en un foro) sobretodo me he dado cuenta que ante la rabia y repulsión que ello me provoca lo mejor es echarme una risa a costa de los mongolos.

Estoy en un grupo en facebook, llamado «el sendero del mago». Vi que era muy popular y aunque entré sin mucha esperanza a veces entre la paja te encuentras una aguja. Pero claro, es una fuente increíble de occultist Bullshit, vamos con el siguiente mensaje:

No hay nada de que protegerse…

El Universo es solo Dador…

Soli hay que transmutar las vibras, para compensar positivas y negativas en una armonía sin fin…

Un danza armónica de energía vibratoria…

Solo eso y así de sencillo…

Bonito día ⚘

Lo he copiado tal cual, faltas de ortografía incluídas. A ver por donde empiezo, primero dice que no hay necesidad de protección mágica. Con eso se carga todas las tradiciones, en las cuales siempre hay algún tipo de protección mágica. Porque los espíritus son poderosos, son impactantes, pero no son pura luz, son, ambiguos, como los humanos, capaces de lo peor y de lo mejor. Y es que me parece hasta una falta de respeto cagarse en la tradición así, o sea, un chamán tiene que hacer vomitar a la gente, purificarse, no comer carne y no follar para que los dardos mágicos del enemigo no le invadan y va, y viene un analfabeto en un foro y dice que no hace falta. Joder con la luz, joder con el optimismo, lo carga el demonio. Y sé perfectamente de donde viene este error, Ken Wilber lo llama la confusión de los niveles y es que en la realidad hay varios niveles y todos no funcionan igual. Vamos a imaginar que fumans un poco de DMT, muchos psiconautas al hacer esto han sentido que forman parte de una totalidad sabia, armoniosa y luminosa, es algo que se siente como inefable y absolutamente cierto. Yo creo en esos testimonios, coinciden con los de la tradición y con un idealismo panspsíquico defendido por algunos físicos heterodoxos; el problema es pensar que esto se aplica tal cual a otros niveles de la realidad, cuando te encuentras a un tigre en medio de la selva es suicida pensar «que la realidad es una danza armoniosa y que hay que elevar las vibras», lo que tienes que hacer es pelear o correr como un cabrón porque sobrevivir es la ley del mundo material y que hay enemigos es la ley de la selva. ¿Significa esto que no hay vibras, que no hay armonía elemental que no hay sutilización de los canales energéticos? Para nada, todo estos son fenómenos y ritos a investigar, algunos muy antiguos véase pitagorismo, budismo tibetano, etc., pero ellos son complementos a una protección mágica y a una protección real. Decir lo contrario es equivalente a decir que no hace falta casco en la moto si «conduces de manera armoniosa y empírica». Tú por si acaso, amigo mago, ponte el casco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *