Hechicero de ciudad

Tiempo de lectura: < 1 minuto

Recupero viejo lecturas; enciendo el PC, barato y lleno de polvo, y paso cosas al Drive para tener más accesibilidad. Gran parte de mis miserias son pestilencia por asuntos no trabajados. Estoy siempre con la película de qué quiero escribir, tantas opciones, matices y posibilidades… No quiero renunciar a ellos pero es obvio que debo elegir un curso de acción y usar la multiplicidad como un añadido ecosistemico, debo combinar la robustez y el diseño simple con la multiplicidad emergente. Por eso todas esas ideas para después, lo que ahora quiero y debo es registrar mis aventuras daimónicas.

Y es que me conozco, voy a tener la tentación de generar tramas, personajes, entroncar con mi pasado, reciclar viejas ideas, crear utopías, sublimar mis deseos y crear hipersigilos. No pasa nada por hacerlo pero no hay que olvidarse del plan principal. Registrar mis aventuras, hay demasiados libros de magia y muy pocos de gente practicando magia, esto es algo que hay que resolver y que me será útil para obligarme a trabajar todas estas vainas.