Ready to Eros

Tiempo de lectura: 2 minutos

En San Juan muere lo viejo y nace lo nuevo, y es por eso que las aguas negras de mi inconsciente, más sabias de lo que mi lóbulo frontal podría ser, me han empujado a afeitarme toda mi barba. Es verdad que la barba es el maquillaje de los hombres y que he perdido erótica pero no me importa, tal es la naturaleza del sacrificio.

Estoy haciendo tiempo entre ejercicios de press banca, no me gustaría forzar la máquina ya que vengo de la inactividad y sufrí una lesión hace dos semanas, y por eso escribo y aclaro mis ideas. Después de esto voy a practicar un poco de yoga ancestral, elegiré una postura concreta, cerraré mis ojos, escucharé el sonido de tambores y soltaré mi cuerpo y cabalgaré, eso espero, a nuevos lugares. Y después de eso escribiré un poco, en realidad hace una maravillosa noche de verano, y pasarla frente al PC no es lo que más me apetece pero claro, paso de gastar pasta en bares entregado a charlas inauténticas. No sé, de verdad.

También estoy pensando en mis bloqueos de escritor, no tengo malas ideas, es más tengo mejores ideas que muchos consagrados pero mi virtud creativa, a saber; la dispersión, también es mi defecto. Tengo mi ordenador lleno de fragmentos sueltos, muchas veces he pensado en simplemente unir esos fragmentos pero es más fácil decirlo que hacerlo, pero es la única opción a decir verdad. Tiraré por ahí. Lo bueno de esa labor es que como son textos con los que tengo mucha distancia acabo borrando y eliminando un montón de broza. Tengo un antiguo texto que elaboré para un persone, la cual ni se digna a responderme mis mensajes y que qué cojones, me voy a reapropiar que para eso le eché horas. Eso lo mezclo con unos artículos de mi blog que consideré adecuado reciclar y a ver qué sale; una constante creativa en mí es que se me da mejor modificar lo existente, tengo una inteligencia reactiva, lo que me cuesta es crear de la nada (1).

(1) De ahí que ante el famoso bloqueo del escritor sea tan importante crear ideas, las que sean, incluso las más basurientas. Para limpiar, pulir y reaccionar ante el material concreto.