Rezo al dios Jano para fin de año

Tiempo de lectura: 3 minutos

He pillado un catarro. Me alegro de que sean mocos, por muy irritantes que sean los mocos son la marca de «NO ES COVID19».

Un placer derivado del catarro común (1) es tomarte una infusión calentita con miel, ahora después me recostaré y seguiré escribiendo. He pensado mucho sobre escribir, ahí un hiato entre el placer que me produce la lectura y el gozo que obtengo cuando comparto mis escritos con la pereza que me da escrbir, toda la clase de bloqueos que sufro. Este tema amerita decenas de páginas en sí mismo pero un factor clave es encontrar mi propia forma de trabajar, lo cual especialmente es producto de la prueba y del error; en mi caso me he dado cuenta que lo que se me da bien es acumular ideas inconexas y conectarlas de maneras novísimas.

Soy uno de los mejores en eso, ese es mi campo de batalla, el terreno favorable desde dónde bombardeo vuestras mentes.

El rezo a Jano

Me llama mucho la atención este Dios. Posteriormente racionalizo porque me llama la atención y quizás es la mezcla de carácter romano-mediterráneo, la asociación a puertas, entradas y umbrales, lo cual me recuerda que vivo en un universo mágico y quizás que es una expresión visual y tosca de esa extraña concepción del tiempo sobre la que especulé el otro día.

En todo caso entramos en Enero, y el ritual laico de las uvas marcan ese sutil intermezzo entre 2020 y 2021 ¿Qué mejor que aprovechar el egregor colectivo para transmitir energía al semi-abandonado dios (2) y así proyectarnos con energía y aromas de pan tostado al próximo año?

Hay que hacer lo siguiente:

A las 11 de la noche (11, número de importancia en la masonería, representa dos pilares gemelos, el umbral del conocimiento) le dedicaré palabras a Jano, relacionadas con su naturaleza, después en el estallido de las uvas visualizaré su bendito y dual rostro.

No hay más.

Lecturas random recomendadas

Un estudio sobre cómo el consumo de carne es superior entre los hombres, es asociado con mayor masculinidad tanto por hombres y mujeres y cómo esto sin duda es un obstáculo para trabajar en una reducción del consumo de carne, tan necesaria para nuestro ecosistema global.

Ultraviolencia año 9000. Estos términos, expresados por Yung Beef en uno de sus arrebatos, me resulta muy sugerente. El futuro se ha convertido en sociedades con una concepción del tiempo lineal en una veta de fantasía que en sociedades antiguas sólo era accesible al «érase una vez» del mitema oral. Paradójicamente el ciberpunk, la suciedad y las fantasías de ultraviolencia tiene mucho de añoranza nostálgica, en sociedades pacificadas y domesticadas como la nuestra implantarte un ojo láser, correr con una moto en Neotokio o combatir contra los robots de CycorpXAED es una forma de recuperar los impulsos y gozos de la caza y la guerra primitiva.

Notas

(1) Poca broma que según wiki «Causado por numerosos virus (principalmente rhinoviruscoronavirus y también ciertos echovirus y coxsackievirus) que infectan el aparato respiratorio superior. Se han descrito varios cientos de virus causantes del resfriado común. La variedad de agentes causantes hace muy ineficaz cualquier tipo de vacunación.» Quizás si tengo coronavirus, pero no del tipo que paraliza economías enteras.

(2) Me pregunto en muchas ocasiones qué sucede con los dioses abandonados, si mantienen su naturaleza, si mutan, si mueren, si se enfadan, mimetizan o castigan…