Rito de Hécate/Helios para el año nuevo

Tiempo de lectura: 6 minutos

Traduzco este texto del hechicero estratégico Jason Miller. Va a ser especialmente útil para mi porque pretendo traducir el ritual y llevarlo a cabo casi inmediatamente.

La traducción

Lo que sigue a continuación es un ritual de llamada de Hécate y Helios en dos partes para que te ayuden con tus proyectos en este nuevo año. Estas dos deidades han estado conectadas desde la antigua Grecia. El ejemplo más famoso de ello es que Hécate está junto a Helios cuando ella ve a Perséfone siendo raptada por Hades, Sófocles escribió a ambos en su obra de teatro Rhizotomoi :

Oh maestro Helios y sagrado fuego

Oh lanza de Hécate la cual ella porta

cuando viaja en los sagrados y triples caminos

ella que está coronada con roble

y con las enroscaduras de salvajes serpientes.

La conexión persistió durante cientos de años. Ambas deidades están conectadas con las hechiceras Medea y Circe. En algunos relatos Helios es su abuelo y Hécate la madre. En la Argonaútica Medea hace su juramento a ambas deidades:

Juro por la sagrada luz de Helios y por los ritos secretos de la nocturna y errante hija de Perses

En cierta manera este rito es hacer un juramento. Es un petición por intercesión, pero también es un juramento para que hagas lo más que puedas para manifestar lo que estás buscando. Es un compromiso hecho a los dioses para mejorar tu propia vida y una solicitud de ayuda. Hay una razón por la cual Helios el dios más comúnmente invocado en pápiros mágicos griegos, y Hécate la diosa más solicitada.

La ventana para este rito global estará abierta desde la víspera de Año nuevo hasta la puesta de sol del 3 de Junio. Esto acumula las energías del Año Nuevo y también reconoce el perihelio, el momento en el que el sol está más cerca de la tierra durante el año. Puedes llevar a cabo este rito en cualquier momento pero los ritos globales de Hechicería estratégica aprovechan un espacio sutil que es abierto durante este tiempo, tus esfuerzos se verán multiplicados y fortalecidos por los efectos de cientos de otras personas llevando a cabo este rito.

Por invocar a Hécate primero en las noches del año nuevo te estás abriendo a las corrientes ctónicas de la tierra, el inframundo, y la oscuridad. Esto no es algo malvado, en manera alguna. Es en la oscuridad que nosotros podemos ver más lejos y volvernos abiertos a las cosas que están más allá de la norma. También está relacionado con la manifestación material de resultados. Mas allá de eso, va sobre el espíritu descendiendo a través de los mundos para alzarlos y elevarlos desde la base. Ella es completamente transcendental. Ella, Hécate, es completamente transcendental. Su descenso es lo que le permite ayudarnos a ascender. El cielo nocturno y las estrellas son suyas. Ellas son, en un sentido literal, heka, remotas y sólo visibles en la noche.

A la siguiente mañana invocarás a Helios para relucir, con la luz del sol, las mismas materias que le presentastes a Hécate. Cuando ella te eleva, Helios te ilumina desde arriba, y el resplandor ardiente de la luz ilumina tu vida y peticiones que establecistes previamente. Es el sol el que hace la vida posible, da un aire de confianza y seguridad, y de una manera muy literal la luz del sol propicia el gozo personal.

Juntos tienes la sombra y la loz, lo estigio y lo solar, lo ctónico y celestial, convergiendo en tu petición. Esta es la bendición, pera cada bendición implica responsabilidad. Si lo invocas y no pones de tu parte corres el riesgo de sufrir su ira. Esta es una posibilidad muy real. Si les pides ayuda para perder 60 kg pero no haces ninguna dieta estás deshonrando su influencia. Si le pides más dinero pero te da miedo trabajar más, podrías cabrearlos. Si le pides sabiduría y poder y te pasas el tiempo viendo la tele puedes esperar tanta desgracia como bendición les has pedido. Uno no le pide a los dioses por dones en los cuales no somos capaces de dar el primer paso. Si no eres capaz de llevar a cabo el trabajo, mejor sáltate este ritual.

Has sido advertido.

PARTE 1: LLEVARLA A CABO UNA NOCHE ENTRE EL 31 DE DICIEMBRE Y EL 3 DE ENERO

Hekas

(enciende la vela izquierda)

Hekas

(enciende la vela derecha)

Este bebeloi

(da una palma sonora, una vez)

lejos, lejos, todo lo profano. Profanos seres que pretenden obstruir y dañar. Profanas distracciones de la mente que nublan mi claridad. Profanos conceptos que perpetúan la ilusión

Poor los fuegos de Hécate y Hekatos. Sois reducidos a polvo. Por los cuatro ríos y los cuatro vientos sois disipados.

ENOIGESAN AI PYLAI TOU OURONAOU!

(Abre los pilones de los cielos!)

ENOIGESAN AI PLAI TES CHTHONOS!

(Abre los pilones de la tierra!)

Salve a la madre de los dioses, de numerosos nombres, cuyos hijos son justos.

Salve a la poderosa Hécate del umbral, maestra dellaves del mundo.

Salve seas Enodia, guardianda de las encrucijadas de cuatro y tres caminos.

Concédeme el placer de tu presencia.

¡Inframunda, nocturna e infernal madre única de la noche! ¡Salvadora! ¡Amante de la soledad! Señora de la luz y de la oscuridad que al contiene; concédeme el placer de tu presencia.

Tu quién caminastes despeinada y salvaje a través de tumbas y campos de cremación, envuelta en azafrán, coronada con hojas de roble y retorcidas serpientes. Tú, quién eres seguida por hordas de fantasmas, perros y espíritus sin descanso pero también eres la luminosa emperatriz de los reinos empíreos.

Concédeme el placer de tu presencia y escucha mi petición.

(en este momento lee tu petición de lo que quieres que acontezca el próximo año)

¡Tú eres el mismo hilo de los hados!

¡Entrelaza mi petición en la existencia!

Que Clotho la haga girar

Que Lachesis lo asigne y fije

Que Atropos lo haga inevitable.

Eleva esta petición y apoyála con todos los poderes del inframundo y de la tierra.

(Repite el siguiente mantra tantas veces como sea posible. !00 veces al menos, si puede ser mil mejor)

IO HEKA IO HO

(Cuando sientas que la presencia de Hécate ha sido evocada y estabilizada dentro de tu área de influencia a través de la llamada y del mantra puedes moverte a la ofrenda. Prende el incienso y haz el gesto de la ofrenda con el huevo y la miel)

Te agradezco Hécate tu presencia. Y la bendiciones que me has otorgado. Ofrendo y te alabo en todas tus formas. Ofrendo y agradezco a la prematura muerte que te acompaña. Ofrendo y agradezco a Empuase, Mormo, Gorgo y otros espíritus bajo tu dominio. Que todos sean complacidos, que todos estén en paz.

EGO SE ETELESA

CHA EE RO!

CHA EE RO!

CHA EE RO!

SEGUNDA PARTE: DEBE SER LLEVADA A CABO EN LA MAÑANA O TARDE POSTERIOR AL RITO DE HÉCATE

Hekas

(enciende la vela izquierda)

Hekas

(enciende la vela derecha)

Este bebeloi

(da una palmada una vez, sonora)

lejos, lejos, todo lo profano. Profanos seres que pretenden obstruir y dañar. Profanas distracciones de la mente que nublan mi claridad. Profanos conceptos que perpetúan la ilusión

Poor los fuegos de Hécate y Hekatos. Sois reducidos a polvo. Por los cuatro ríos y los cuatro vientos sois disipados.

ENOIGESAN AI PYLAI TOU OURONAOU!

(Abre los pilones de los cielos!)

ENOIGESAN AI PLAI TES CHTHONOS!

(Abre los pilones de la tierra!)

Salve a aquél que es nacido en el calor de los errantes vientos.

Salve a Helios, la luz del mundo y portador de la llama.

Salve seas Hiperion quién eres coronado en la luz de la noche. Concédeme el placer de tu presencia.

¡Solar, agudo y espléndido!

¡Padre del día y dorado resplandor!

¡Señor de la luz y padre de la noche!

Concédeme el placer de tu presencia

Tú que cabalgas a través de las alturas de los cielos y las profundidades de los océanos en llameantes carros empujados por cuatro caballos que se dirigen hacia el cielo. Todos los seres fijamos la mirada en aquel que dispensa la luz y la llama ardiente en el momento oportuno.

Concédeme el placer de tu presencia y escucha mi petición.

(En este momento lee tu petición de lo que te gustaría que se llevara a cabo en este año)

¡Eres el padre en sí de las gracias!

¡Por favor concédeme tus bendiciones!

Que Aglaea me haga brillar con esplendor

Que Eufosyne me llene con mirra

Que Thalia llene mi copa con humor

Arroja tu luz sobre mi petición y bendícela con todos los poderes del cielo y de los reinos empíreos.

(repite el siguiente mantra tantas veces como sea posible. 21 veces como mínimo. 2100 veces preferiblemente)

HELIOS ACHEBUKROM

(Cuando sientas que la presencia de Helios ha sido evocada y establizada en tu esfera a través del llamado y del mantra te puedes mover a la ofrenda. Prender el incienso es todo lo que es requerido aunque cualquier tipo de pastel o cuajada blanca es aceptable)

Agradezco Helios tu presencia

y las bendiciones que me has concedido

Te ofrendo y te alabo en todas tus formas

Ofrendo y agradezco a la acumulación de ángeles y espíritus que te siguen.

Que todos estén complacidos, que todos estén en paz

Ego se etelesa

cha ee ro!

Chae ee ro!

Cha ee ro!

(Notas sobre el incienso: Un compañero de confianza recomienda incienso blanco y artemisa como potenciador material. Yo los he mezclado hoy y no puedo estar en desacuerdo. La respuesta fue excelente.)

(Notas sobre el griego: El ritual contiene varias palabras griegas. Los nombres de Hécate son todos explicados en la invocación excepto los tres nombre secretos que son usados con frecuencia en los pápiros mágicos griegos. Puedes investigarlo por tu propia cuenta. Las otras palabras son las siguientes:

Hekas= vete muy lejos

Bebeloi= Los profanos

Heka= mas allá

Ego se etelesa= Tal como dije, así finalice.

Achebukrom= nombre bárbaro de Helios.