Siempre habrá seguidores

Tiempo de lectura: 2 minutos
¿Qué haces que no estás leyendo a Magius?

En wikipedia sólo una pequeña minoría edita y escribe los artículos, la mayoría somos lectores pasivos y nuestra única aportación es disfrutar del trabajo de los otros. La misma ley se cumple en los foros de internet, una minoría escribe y una mayoría simplemente observa. Esta distribución de Pareto, por medio de la cual siempre el 20 por ciento de gente hace el 80 por ciento del trabajo también se reproduce en los cultos y religiones. Siempre hay mas seguidores que maestros, más feligreses que sacerdotes.

La magia tiene una autoconciencia que encaja muy bien con los ideales ilustrados y modernos, a saber; el mago explora, el mago no se somete ni a dogmas ni a libros sagrados, el mago es ecléctico y empírico, quiere controlar a la naturaleza y no ser su siervo. Esto crea un agudo contraste con los fieles, con los religiosos; atados a sus dogmas y reglamentos; degluten lo que maestros y espíritus, no exentos de oscuros intereses, producen. Es una bonita historia ¿no? encaja muy bien con mi máscara de V de vendetta y con la sonrisa sardónica que exhibo cuando veo a las señoras mayores arrodilladas en la iglesia. Pero como toda imagen, es falsa (1).

Todo el mundo parte de creencias dadas, es imposible investigar, dudar y experimentar con cada idea o creencia con la que operamos; no tenemos tiempo ni energía para cuestionar todos nuestros axiomas psíquicos. En ese sentido todos somos creyentes y cuanto antes nos reconciliemos con esa natura antes evitaremos la hybris (2). Esto ya aparece en Gadamer:

«Prejuicio» no significa pues en modo alguno juicio falso, sino que está en su concepto el que pueda ser valorado positivamente o negativamente. La vecindad con el «praejudicium» latino es suficientemente operante como para que pueda haber en la palabra, junto al matiz negativo, también un matiz positivo. Existen «préjugés legitimes».

Verdad y método. Buen mazacote para dormir borregas.

Y al mismo tiempo, hasta el más fanático experimenta y duda, aunque él no quiera, su mente está expuesta un bombardeo sensorial que es inevitable que no haga cierta mella, incluso el feligrés es un mago explorador cuando reza una novena a San Roque para salvar a su perro, y lo consigue, y es que uno cambia de ideas incluso cuando no queremos.

De tal forma se extrae de aquí que la diferencia entre el mago y el feligrés no es cualitativa, sino cuantitativa. En todos hay un mago y un feligrés y quién impere más o menos dependerá de tu DECISIÓN.

(1) Eso lo intuyeron bien los musulmanes, las imágenes mienten per se

(2) La hybris no es un pecado, es un error, como pisar un cepo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *