Tarde de feminismo y de ayuno

Tiempo de lectura: 4 minutos

Una de las mejores ideas que he tenido últimamente es agenciarme un «orinal». Estaba harto de tener que levantarme sigilosamente a mitad de la noche a descargar la picha, por eso fui a casa de mi abuela, a buscar el «orinal» y se lo pedí, sin decirle que era un «orinal» y por una mezcla de costumbre y frío me quedé al lado de la lumbre, calenté mis manos y hablamos sobre cuánto gasta la gente y lo mal que está eso. Me doy cuenta de que mi conversación con mi abuela tiende a repetirse y a ser cíclica y me regodeo en ello, siendo una mujer analfabeta entiendo cómo habla Ken Wilber sobre que el tiempo era cíclico antes de la modernidad y yo, cada vez que hablo con ella, me siento trasladado a ese tiempo mítico.

Le pedí el «orinal» al cual llamo todo el tiempo «orinal» porque no es un orinal sino un simple bote reciclado de conservas, necesito que lleve tapa ya que desde que me formé en agricultura ecológica y especialmente en la obra sobre el humabono de Joseph Jenkins vi lo sucio y reugnante que era tirar orina a un váter, destruyendo y corrompiendo la limpia agua. Por eso intentó mear en un corral de tierra que hay enfrente de mi casa, mi obsesión ha llegado a tal punto que a veces he salido a la calle lloviendo sólo para echar una meada.

Ha llegado el frío

Es un frío que pela, al que no estamos acostumbrados en Murcia, dentro de las mantas se puede sobrevivir.

Imaginad mi alivio cuando en medio de la noche sólo he tenido que sacar la picha y meterla en el bote, metáforas sexuales me han asaltado, he descargado la orina, que al despertar me ha fascinado por su color profundamente amarillo y también me fascina que no me haya asqueado. Los excrementos y orine me asquean mucho, demasiado. Eso lo he heredado de mi abuelo, que se negó tajantemente a tener un aseo cerca de la cocina, y de mi padre, que se caga en Dios y en todos los santos cada vez que un jornalero se cuela en nuestras tierras para dejar un truño. Yo soy incapaz de mirar el orín reposando en un váter, me da arcadas, y recuerdo una vez que viendo porno de Amarna Miller, a la cual le he envíado más orgón del que es sano, me apareció un vídeo de ella que prefiero no recordar.

Me ha costado despertarme, he dejado el bote en la tierra y he invocado a la diosa tierra recordándole que ella funciona como la gran alquimista, convierte la mierda y el orín en fertilidad, flores y miel. Es una maravilla.

Hoy era sábado, y creo que Saturno es un buen planeta para hacer ayuno. Además de todos los ritos secretos, que no merecéis saber, he colgado un vídeo en youtube sobre Game of Life, de Timothy Leary, y aunque me prometí usar ese canal de youtube como una simple y honesta manera de contar mis ideas, que son más extrañas y raras que las de la media, no he podido evitar pensar en todos los errores del vídeo, soy esclavo de la lógica del espectáculo.

Seguía haciendo frío y justo he visto que en el torrent se acaba de descargar «la inocencia» de Lucía Alemany, una película sobre la adolescencia en un pueblo a finales de los 2000 encajaba bastante con mi nicho poblacional y mi estado de ánimo; la actriz de 16 años Carmen Arrufat es preciosa, nunca he sido un efebofilo pero comprendo que muchas de las críticas del feminismo a la diferencia de edad obvia el cableado de nuestra naturaleza y está imponiendo barreras a placeres que en pueblos más inocentes no fueron culpables. La película es bonita, capta bien el ambiente, hay colores bonitos y aunque el personaje patriarcal le falten matices no le quita valor a esta ópera prima.

El vídeo seguía cargándose en mi barato ordenador así que me decidí por fin a leer «Cambiar de idea» de Aixa de la Cruz, conocí esta novela siguiendo en twitter a Luna Miguel (cuyo funeral de Lolita reseñé en este blog) y a Elizabeth Duval. Debo decir que me descargué la novela, en mí anida un curioso resentimiento de pobre y cierta envidia a los que han sido capaces de publicar que hacen que no me apetezca darles pasta, curiosamente la versión que me he descargado sólo tenía setenta y pico páginas y me ha parecido poético leer algo mutilado.

Me ha encantado el apunte de Aixa sobre cómo en la inglaterra del siglo XVII y XVIII se publicaban memorias de los criminales, con fines morales, pero que se agotaban por el morbo, en ese sentido la novela siempre ha tenido ese deje morboso, cotilla y autobiográfico. La novela es buena pero no la he disfrutado porque a más gente brillante, inteligente y culta conozco mas veo que yo no soy tan culto, inteligente y brillante como pensaba. Quizás es hora de escapar de esas trampas del ego pero mientras tanto sufro viendo como ella si que tiene un doctorado, como ella si pudo acariciar las braguitas de esa tía tan guapa, como ha viajado más que yo, ha probado más M que yo…

Pero todo esto es una puta trampa, al final todos estamos para buscarnos un hueco en esta realidad, para superar todos esos traumas originales, fabricados y accidentales que nos asolan y es una estupidez que mi resentimiento nuble el aprendizaje. Es racional y lógico que me alegre del éxito de una chica culta, rara y disciplinada; su libro ha añadido a mi perspectiva masculina una evidencia que se me olvida muchas veces, la cantidad de violencia que sufren las hembras y que es diferente a la que sufrimos los hombres. Entender esto me hace más sabio y justo, y poco más se le debe pedir a la literatura.

18 Replies to “Tarde de feminismo y de ayuno”

  1. I am glad for writing to make you know what a magnificent encounter my friend’s girl gained studying your web site. She learned several pieces, which include what it’s like to possess an awesome helping nature to let other folks very easily know just exactly several multifaceted subject matter. You truly exceeded people’s expectations. Thank you for presenting these powerful, safe, explanatory and in addition fun tips about this topic to Kate.

  2. I have to thank you for the efforts you have put in penning
    this website. I really hope to view the same
    high-grade blog posts from you in the future as well.
    In fact, your creative writing abilities has inspired me to get my own website now 😉

  3. Greetings! This is my first visit to your blog! We are a collection of
    volunteers and starting a new project in a community in the same niche.
    Your blog provided us valuable information to work on. You have done a outstanding job!

  4. I wanted to send you that tiny remark to say thanks a lot over again on the pleasant solutions you have featured in this case. It was really shockingly open-handed with you to grant publicly just what many of us might have offered for an ebook to get some dough for themselves, mostly now that you might have tried it in case you desired. These secrets as well served to be the good way to fully grasp that other people online have the identical interest much like my personal own to learn more related to this matter. I am sure there are numerous more pleasant periods in the future for many who read your site. Berti Yanaton Dari

  5. Thank you for any other magnificent article. Where
    else may anybody get that kind of info in such a perfect
    method of writing? I have a presentation next week,
    and I am on the look for such information.

  6. We just got a taste test of Ireland in 2019. But enough to know we want to go back for a longer stay. The drive through Connemara National Park looks amazing. Even with the inevitable rain. Although a rainbow always brightens my mood. We love those small roads where you find four legged friends on the roadside. I can certainly see why the Kylemore Abbey took your breath away. A fairy tale sight for sure. Selma Balduin Annamarie

  7. Hello There. I found your weblog using msn. This is a very well written article.
    I’ll be sure to bookmark it and come back to learn extra of your useful information. Thanks for
    the post. I will definitely return.

  8. My brother suggested I might like this blog. He was entirely right. This post actually made my day. You can not imagine simply how much time I had spent for this info! Thanks! Gabriela Montgomery Gusta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *